Como acostumbrar a tu peludo a la transportadora/kennel

En muchas ocasiones nos gustaría que nuestros peludo nos acompañara y fuera de viaje con nosotros, pero el transportarlo se vuelve una tarea super difícil si nunca llegan a estar acostumbrados a lo que es la transportadora o kennel.


Debes de saber que la transportadora no tiene que ser ningún tipo de prisión para tu peludito, al contrario va a ser un lugar en el cual va a llegar a sentirse muy cómodo y seguro.

IMPORTANTE: Por nada del mundo metas a tu peludito a la transportadora y lo encierres apenas el la conozca, va a terminar asociando el espacio de forma muy negativa, viéndola con miedo cada vez que el entre o este en la misma. El reconocimiento de la misma tiene que ser de forma progresiva.


1. Presenta la transportadora a tu peludo

Prepara la jaula de viajes para que la puerta quede abierta todo el tiempo. Algunos modelos de transportadora permiten retirar la puerta, así que esto será fácil. Si no es posible hacer esto con la transportadora que tienes, trata de dejar la puerta abierta, esto lo hará sentir seguro en el momento que entre y no encerrado.


2. Haz que se sienta atraído por entrar en la transportadora

Habiendo retirado la puerta, o habiéndola agarrado para que no pueda cerrarse, coloca dentro de la transportadora de viajes algunos juguetes de tu peludo. También, a lo largo del día, deja algunos pedacitos de comida dentro. Esto hará que tu perro se sienta feliz cada vez que descubre un pequeño "tesoro" dentro de la jaula.

Si ves que tu peludo se acerca a la jaula, o entra en la misma, acaríciale y juega con él. También puedes darle una recompensa de comida.

En esta etapa aún no debes cerrar la puerta de la transportadora.

Déjale la transportadora siempre accesible, con la puerta abierta, y con una manta adentro. De esta forma, podrá entrar a descansar cuando él quiera y podrá salir sin problema. Ten paciencia si tu peludo tiene miedo a las transportadora. No lo obligues a entrar. Eso sólo aumentará su miedo.

3. Qué hacer si tu peludo no quiere entrar

Si tu peludo es muy reacio a entrar a la transportadora, aliméntalo frente a la misma. Simplemente pon su plato frente a la transportadora cuando le des su comida. A medida que se sienta cómodo, podrás poner el plato dentro de la transportadora: primero en la porción anterior (cerca a la puerta), luego al medio y luego al fondo. Haz esto de forma gradual.

Si habías quitado la parte superior de la transportadora, puedes volver a ponérsela cuando tu peludo entre por voluntad propia y se sienta cómodo en la misma. Por supuesto, pon la parte superior cuando tu peludo no está en la transportadora y repite el procedimiento anterior (poner comida y juguetes en la transportadora) por un tiempo más.

Todo este proceso puede tomar unos cuantos días con perros nerviosos, pero la mayoría de los perros se acostumbran a entrar en la jaula con mucha rapidez.

4. Cómo cerrar la puerta

Cuando tu peludo se sienta cómodo en la transportadora, puedes empezar a manipular la puerta de la misma. Con tu perro adentro de la transportadora, mueve un poco la puerta de la transportadora, pero sin cerrarla. Si tu perro se queda adentro, lánzale un trocito de comida dentro de la transportadora.

Poco a poco, tu peludo se sentirá más cómodo cuando muevas la puerta. Entonces, aprovecha para cerrarla (sin ajustarla) y abrirla inmediatamente. Cada vez que hagas esto, lanza una recompensa de comida dentro de la transportadora si tu perro se queda adentro. Si tu perro sale, simplemente ignora esta conducta.

Después, cuando ya puedas cerrar por un instante la puerta de la transportadora, empieza a adicionar algún tiempo antes de abrirla. Simplemente espera medio segundo antes de abrirla. Cuando tu peludo esté cómodo con esto, repite el procedimiento pero espera un segundo antes de abrir la puerta. Gradualmente, y en diferentes sesiones, amplía este tiempo un segundo a la vez, hasta que tu peludo se quede tranquilo unos diez segundos con la puerta cerrada.

5. Aumenta sus estancias en la transportadora

Gradualmente aumenta el tiempo que él permanece en la transportadora, pero no lo dejes encerrado mientras tú te vas. Ten presente que no tienes que encerrar a tu peludo por mucho tiempo, ya que entonces el peludo puede asociar esta actividad como un castigo. Es muy útil que incorpores mantas y toallas como si se tratase de una caseta. Así se acostumbrará más rápido.

Esperamos que estos consejos te ayuden con la educación de tu peludito, y si por cualquier cosa crees no poder realizar esta tarea, sabes que siempre puedes acercarte a Modest Dog para una correcta enseñanza.

Te recomendamos seguirnos en nuestras redes sociales para mas tips e informacion sobre nuestros compañeros

www.facebook.com/modestdogmx

www.instagram.com/modestdogmx

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Areas de servicio

Actualmente prestamos servicio en Guadalajara, Puerto Vallarta y playas cercanas (Nuevo Vallarta, Mismaloya, Punta de Mita etc...)

Whatsapp:

Correo:

  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon

© Modest Dog Adiestramiento Canino en guadalajara/Dog Training /Puerto Vallarta/PVR/Entrenador Canino Positivo/Entrenador de Perros en Guadalajara, Jalisco, México.

¿Más información? Contácta a Modest Dog

Estamos aquí para asisitirte. Contáctanos por teléfono o mediante nuestros canales sociales.